Cuando me disponía a regresar a casa del paseo nocturno con mi perra, un coche con pinta de furgonetilla de currante azul oscuro me iluminó como un foco. En una milésima de segundo pasé de la calle de mi casa a la sala de interrogatorios del spot que vengo de dirigir.Allí estaba yo, parada delante de un coche patrulla (que a partir de ahora sabré reconocer), en zapatillas de casa y con la mascarilla en la muñeca. Rápidamente me puse el bozal adornándolo con un delicado "bonsoir" con el que me gané la simpatía, al menos, del foco luminoso.


(traducción de la conversación):

AGENTE CON FORMA DE FOCO: Buenas noches - parada dramática - ¿¿¿está usted en zapatillas???

YO Y MI PERPLEJIDAD: Ehhh si... pero vivo justo ahí.- mi dedo señalando mi casa.

AGENTE CON FORMA DE MANO TRAS EL FOCO: Attestation!! (papelito muy poco ecológico con casillas a rellenar) 

YO Y MI BUENA VOLUNTAD: Sí sí, aquí tiene, ¿quiere mi pasaporte también? 

AGENTE CON FORMA DE OJO DERECHO, MEDIO LABIO Y MANO TRAS EL FOCO: No, no es necesario. ¿Qué está haciendo? (pregunta estúpida ya que acababa de leerla en el papelito, pues eso, neuronas en el hipotálamo...)

YO Y MI ARROGANCIA: Estoy paseando a mi perra

AGENTE CON FORMA DE CABEZA SALIENDO DEL FOCO: Yo no veo ningún perro.

Y bien, el agente veía bien, ya que Lume había decidido esperarme en la puerta de casa. ¡Que educada la tengo! 

YO Y MI ANGUSTIA: ¡¡¡Luuuuuuumeeeee!!!

AGENTE CON FORMA DE FOCO: ¡No grite, haga el favor! Ah vale, ya la veo. Buenas noches.


Y así, sin más, aquel coche de currante tuneado en mafia del estado se escabulló, dejándome allí, con las zapatillas empapadas (sin darme cuenta me había metido en un charco para hablar con el agente) y el papelito en la mano.

Sin duda una experiencia que me ha hecho estar mucho más atenta al pasear por las noches y que esboza el devenir incierto en el que nos encontramos. Porque, ¿quién ha dicho cambio climático? Si echamos cuentas en un mes de confinamiento en Francia nos cargaremos entre todos lo poco que aún queda de la Amazonia. Bueno, no pasa nada, que tenemos a ENCE.